lunes, 30 de mayo de 2011

Tú·

Sería poco decir que nadie puede hacerme sonreír de la forma en que tu lo logras.


Aún cuando no tratas, claro cuando lo intentas, y hasta en los momentos equivocados, 
y ni mencionar cuando borras mi ceño fruncido e implantas una mueca de felicidad en mi rostro.



Eres culpable de la mitad de las sonrisas que expresa mi cara cada día,
y sentenciado a muerte por todas las que brotan en mi mente y nadie más conocerá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario