miércoles, 8 de junio de 2011

¡ C U I D A D O !

Cuidado con hacer llorar a una mujer, pues Dios cuenta cada una de sus lagrimas; la mujer salio de la costilla del hombre no de los pies para ser pisoteada, ni de la cabeza para ser superior, si no de su costado para ser igual, debajo del brazo para ser protegida y al lado del corazón para ser amada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario